lunes, 25 de mayo de 2015

Los campos electromagnéticos son invisibles pero enferman y matan

Los vecinos no somos invisibles  y seguimos luchando por una Ley Sanitaria


El jueves 14 de mayo, se presentó ante un grupo de asesores de las Comisiones de Ambiente y Salud, el Estudio sobre el impacto de los campos electromagnéticos de frecuencia extremadamente baja de redes de distribución y sobre el perfil de salud en conglomerados urbanos de alta densidad poblacional, El caso de barrio Sobral, Ezpeleta, Argentina, estudio epidemiológico multipropósito analítico transversal, realizado por la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de la Plata,  a cargo de la  doctora en Ciencias Químicas Leda Gianuzzi.con la colaboracion de profesionales de distintas areas.

Este estudio solicitado por la Asamblea de vecinos autoconvocados de Berazategui, en representación de la Red de  Barrio Irradiados de la Republica, que vienen luchando desde hace muchos años,  suma una nueva prueba científica e independiente de los poderes económicos a la larga lista de estudios internacionales que respaldan el “Proyecto de ley de presupuestos mínimos de protección al los campos electromagnéticos de baja frecuencia para el sistema de transporte eléctrico de media y alta tensión” , presentado el 6 de diciembre de 2012 en el Congreso de la Nación, anteproyecto que nació de las luchas vecinales  y que fuera redactado por vecinos, organizaciones sociales y asesores de diputados de distintos partidos políticos que adhirieron a este proyecto.
 
En un hecho histórico, que abre el debate sobre el rol de nuestras Universidades públicas, que deberían estar al servicio de la comunidad, la Dra. Leda Gianuzzi, como parte autora  presentó el estudio epidemiológico  el pasado 11 de Octubre, en el marco del 2º Encuentro nacional de la Red de Barrios Irradiados de la República Argentina, en el colegio Florentino Ameghino de Berazategui,  ante los vecinos directamente afectados,  de Berazategui, Ezpeleta, Vicente Lopez, San Nicolas, Córdoba y de distintos lugares del país.
.El estudio muestra la asociación entre los campos electromagnéticos de la subestación eléctrica Sobral de Ezpeleta y sus cableados y los casos de enfermos y fallecidos de distintos tipos de cáncer y trastornos a nivel neurológico. Además demuestra que el riesgo de contraer enfermedades serias y/o terminales es mayor en aquellas poblaciones que se haya sometidas a los efectos del electromagnetismo.
 De tal forma el presente estudio permite concluir que la población lindera a la subestación Sobral padece eventos de enfermedad y ocurrencias de mortalidad significativa y muy significativamente mayor que la población control (Berazategui). Aislando variables como CEM domésticos, consumo de tabaco y otros consumos tóxicos y encontrando como variables dependientes de estas ocurrencias las relativas a las cercanías a la subestación y cableado de alta tensión resulta mayor el registro de padecimientos a la salud informados por la población que viven entre 0 a 200 m de la fuente transformadora y cables de alta tensión.”
Este estudio realizado con un gran esfuerzo por la facultad de Ciencias Exactas se realizó en un radio de dos cuadras de la subestación Sobral de Ezpeleta, lo que no descarta e incentiva a investigar mayores distancias, como lo vienen sosteniendo los vecinos del barrio, con el Mapa de la Muerte que fueron realizando durante estos casi 20 años de lucha y muestra efectos en un radio mayor. 
No a las subestaciones en zonas pobladas
Cierre y traslado de la subestación Rigolleau
Ley Sanitaria YA 
Juntos todo, solos nada 
Entrega en la UNLP del Estudio a los vecinos
2ª Encuentro de la Red de Barrios Irradiados en Berazategui

Con este estudio seguimos exigiendo una Ley Sanitaria

Vecinos en la Facultad de Ciencias Exactas


Presentacion del proyecto de Ley Sanitaria